Cancián: El Corrido de Pascual

Pascual Boing Web Site

Antecedentes de la Cooperativa Pascual

La Sociedad Cooperativa Trabajadores Pascual es una embotelladora de bebidas naturales con una tradición de mas de medio siglo en su producción en México. Dos de sus tres fábricas se ubican en México, D.F. y la tercera está en San Juan del Río, Querét aro.

Pascual empezó su apoyo al Ingenio Puruarán en 1998. En solidaridad con la nueva Sociedad Cooperativa Trabajadores del Ingenio Puruarán, ambos de las cuales duraban años en lucha contra la dominación corporativa, Pascual compra 100% del azúcar produci do por la nueva cooperativa del ingenio en el estado de Michoacán. Los anticipos para la compra de su producción permiten al ingenio de Puruarán hacer reparaciones en la fábrica y cubrir los sueldos de sus obreros. Este arreglo asegura a Pascual una fue nte del azúcar para sus bebidas naturales de fruta y garantiza un mercado al ingenio de Puruarán para su producción. Distinto de otras bebidas en las cuales se utilizan la alta fructosa del maíz en lugar del azúcar de la caña, Pascual se utiliza solo azú car de la caña. Así, el ingenio de Puruarán no se enfrenta la misma pérdida de acceso al mercado como otros ingenios asociados con los embotelladoras de las bebidas "colas".

Pascual es un líder tecnológico en este rama de la industria de bebidas, y se goza una reconocimiento internacional. La fábrica es un líder mundial en la sanidad y control de la calidad de sus productos. Sus bebidas, pasteurizados y sin gas, Boing!, Lulú, y Pascual, son naturales y saludables productos hechos de las frutas producidas en varias regiones de México. Estas se incluyen mango, uva, fresa, guayaba, piña, manzana, tamarindo, naranja, toronja, limón, y guanaba.

Rafael Victor Jiménez Zamudio se fundó Pascual, S.A. en 1940. En medio de los 1960, Jiménez se firmó un contrato con la compañía Suiza, Tetra Pak, S.A. de C.V., para el empaque exclusivo de Boing. Jiménez adquirió su fábrica del norte de Canada Dry a l fin de los 1960, junto con una franquicia para producir y comercializar sus productos. Los derechos exclusivos al empaque Tetra Pak y la franquicia de Canada Dry se le perdieron cuando se estalló una huelga de obreros en 1982.

Mientras Pascual se realizó un gran crecimiento, la calidad de vida de sus obreros, quienes se vieron obligados a trabajar aún más sin aumento en sus sueldos, se disminuyó. Los obreros sufrían la doble explotación de un sistema de trabajo opresiva y l a indiferencia de su sindicato a sus condiciones de trabajo. Los gerentes despidieron a los obreros que trataban de organizarse para enfrontar estas injusticias. Muchos obreros tenían sus raíces en el campo y se carecían conocimientos de sus derechos.

En Marzo de 1982, el Presidente López Portillo, seguido a la devaluación del peso, mandó un decreto presidencial dando un incremento urgente al sueldo obrero, pero Pascual se negó cumplir con el incremento. El Ing. Heberto Castillo, antes líder del mo vimiento estudiantil de 1968, un obrero ferrocarril C. Demetrio Vallejo, Dionisio Noriega, y Raúl Pedraza se organizaron a los obreros para protestar estas condiciones. Como Jiménez empezó de despedir a 150 trabajadores, los obreros se iniciaron una huel ga el 18 de Mayo de 1982. El 31 de Mayo, Jiménez y sus ayudantes llagaron a la fábrica del sur, donde se asesinaron a dos trabajadores y se quedaron heridos 17 más. Jiménez nunca fue castigado por estos crímenes.

Durante su larga y intensiva lucha, los obreros se tomaron las oficinas de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje. El comité para la Lucha de Mujeres, Esposas, y Parientes de los Obreros de Pascual se formó. Los obreros alcanzaron aprobación le gal de su contrato trabajo, junto con apoyo público para su lucha.

En Agosto de 1984, los obreros se juntaron con el Presidente Miguel de la Madrid y se llegó a una solución del conflicto: "Que la propiedad de Refrescos Pascual, S.A. se devuelva a los trabajadores en forma legal y que los trabajadores se acuerde n trabajar como cooperativa." Esta alternativa fue aprobado por los autoridades y los trabajadores de Pascual se pusieron dueños, pero sin la capital necesaria para seguir con la producción. El S.T.U.N.A.M. se dio $1,450,000 a la cooperativa, el cu al se usó para conseguir permisos y para reparar la maquinaria, lo cual se había parado desde 1982.

La marca "Boing" ahora se perteneció a los obreros, no obstante, se supieron que Jiménez estaba produciendo la marca en Aguascalientes y estaba comercializándola. Los obreros mandaron una comisión a Aguascalientes donde se negociaron seguir con la producción de Boing. La comisión se devolvió al D.F. donde, en asamblea, 176 de los antes 1100 obreros fueron escogidos para iniciar la operación de la Cooperativa Pascual. El ingreso de la venta de Boing se depositaron en el banco para capitaliz ar a la cooperativa. El 17 de Noviembre de 1985, la Sociedad Cooperativa Trabajadores de Pascual, S.C.L. empezó a trabajar su fábrica. Todos los trabajadores recibieron el mismo sueldo y en Mayo de 1986, la cooperativa se realizó sus primeras utilidades . Hoy, la cooperativa de Pascual es un negocio muy exitoso.

The views and opinions expressed in this page are strictly those of the page author. The contents of this page have not been reviewed or approved by the University of Minnesota.